Noticias

Solicitamos la creación de un núcleo de la Universidad de los Hidrocarburos en Falcón      Humberto Trompiz Vallés

Jueves, Enero 30, 2014
  • Opinión

La UVH, creada por el Supremo Comandante se le asignaron varios superlativos objetivos relacionados con la Cuestión petrolera Nacional, entre los que destaca el siguiente: “Formar profesionales de profundas cualidades éticas y morales, con una avanzada formación cultural, social y política y con amplios conocimientos técnicos, científicos y económicos, que permitan enfrentar los retos tecnológicos, operacionales ambientales, gerenciales y sociales que demanda la industria de los hidrocarburos y la energía”.- Sin embargo, en declaraciones del ministro Ramírez, se ha enfatizado que la UVH “… se debe orientar básicamente hacia el manejo de crudos pesados y extra pesados, el factor de recobro, la productividad por pozo y la producción secundaria, a través de tecnologías y foráneas”. Por otra parte en cuanto a la localización geográfica de esta Casa de Estudio el Ministro Ramírez declaró: “Este centro de estudios tiene que estar en las áreas de producción de petróleo en la Faja Petrolífera del Orinoco, porque nosotros queremos aprender haciendo”

En atención al Plan de la Patria 2013-2019 queremos recordarle a nuestro camarada Ministro de Petróleo y Energía que la Venezuela petrolera es más que la Faja petrolífera del Orinoco, y por otro lado, una de las cuestiones fundaméntelas de la Cuestión petrolera Nacional es la Economía Política del petróleo y de los Recursos naturales, sin perder de vista los aspectos tecnológicos de esta actividad económica. Por consiguiente, los trabajadores falconianos y la Escuela Socialista de Coro, acude ante Uds. para solicitarles la creación de una extensión de la UVH para Falcón fundamentada en las siguientes consideraciones:

1.-A pesar de que Venezuela desde 1920 inició su etapa petrolera, el desconocimiento de esta materia es enorme, no sólo por el venezolano promedio, sino también por la clase ilustrada. Entre el profesorado de nuestras universidades el analfabetismo petrolero es de antología, por decir lo menos. Por lo tanto, urge la formación en esta áreas del conocimiento a nuestros trabajadores, si pretendemos darle vida a la democracia protagónica y participativa.

2.-La oferta mundial de petróleo cada vez se va restringiendo y al mismo tiempo, la demanda mundial de hidrocarburos se va incrementando, dada la voracidad energética de los países integrantes de la Comisión Trilateral, así como también, de China y la India. La consecuencia económico-política de todo esto es un petróleo cada vez más caro y altamente apetecido por las potencias mundiales. Las perspectivas futuras se orientan hacia un mundo afectado por graves conflictos bélicos cuyo telón de fondo será la disputa petrolera entre los países más avanzados del capital y cuyo escenario serán los países productores de petróleo.

3.-La geopolítica petrolera de países como los Estados Unidos apunta a entrabar el desarrollo económico de las naciones subdesarrolladas, por cuanto a menor crecimiento económico de los países atrasados, menor será su consumo de petróleo y por consiguiente, la oferta mundial de hidrocarburos se incrementará, lo que presionará a la baja del precio del barril. El nivel de pobreza que todavía se anida en el territorio nacional, nos obliga a enfrentar esta geopolítica imperial, pues, será con una sabia y ponderada política de hidrocarburos, como lograremos crear la base material que de solución de continuidad, a la mengua económica de las mayorías nacionales.

4.-Se hace necesario la discusión sobre el calentamiento global y la determinación que le cabe al consumo de los combustibles fósiles en tal eventualidad. Por ser Venezuela un surtidor mundial de este tipo de energía, corresponde a los venezolanos evaluar nuestra responsabilidad en la destrucción del planeta, pues, en cualquier momento sus consecuencias negativas nos alcanzan. En fin, el calentamiento global también es un problema energético.

5.-En nuestro territorio se encuentran una de las reservas más grandes de petróleo y gas del planeta y ante esta realidad, es claro que la política más acertada para nuestro país, y para cualquier país petrolero, es la de precios altos y control de la producción, dado que una política de precios bajos y aumento de la producción constituye un despilfarro de nuestra riqueza potencial, es regalar nuestro petróleo a precio de gallina flaca. Sin embargo, esta política pudiera afectar negativamente las relaciones con los vecinos más pobres, por lo que debemos también, disponer del conocimiento científico para diseñar una política de colaboración económica internacional, a fin de paliar los efectos nocivos de nuestras política energética.

6.-Ante un escenario mundial caracterizado por la escasez de petróleo barato, resulta evidente que el ahorro nacional de energía no renovable, puede convertirse en un incremento de las exportaciones de combustibles fósiles, redundando en un mayor ingreso de divisas para el país. En consecuencia, la disposición de fuentes de energías renovables y la racionalización del consumo interno de hidrocarburos resultan imperativas, si queremos sacarle al petróleo la mayor contribución rentística posible para nuestro desarrollo nacional. Contrariamente a lo que pudiera pensarse, para Venezuela es altamente positivo el desarrollo de las energías alternativas a los hidrocarburos, siempre que se disponga de los recursos humanos para tal cometido.

7.-Los corianos hemos tenido vara alta en la consecución de la soberanía petrolera de este país, tal como lo confirman las ideas petroleras paridas por pensadores de esta región como Pedro Manuel Arcaya, Gumersindo Torres, Jesús Farías, y un medio paraguanero como lo fue El presidente Isaías Medina Angarita, padre de la Reforma Petrolera de 1943.

8.-La península de Paraguanà(cuna del CRP) apunta a ser en el futuro cercano, uno de los más grandes emporios industriales y petroquímicos de nuestro país que demandará miles de trabajadores, a los que habrá que formar ideopoliticamente en el credo de nuestro Revolución Bolivariana; cuestión que resulta más urgente si tenemos en cuenta las pretensiones secesionistas que el imperio tiene con respecto a nuestro país.

En atención a todas estas razones, rogamos encarecidamente a Uds., la perentoria creación del núcleo universitario referido que tenga como grandes objetivos académicos, la formación de profesionales tanto en las áreas cientìfico-tècnicas, así como también en la ECONOMÍA POLÍTICA de los hidrocarburos. No debemos perder de vista que el desconocimiento de la Cuestión Petrolera en su dimensión historico-econòmica es de dimensiones siderales en esta nación, que seguirá viviendo de la renta petrolera por los próximos treinta o cuarenta años. Recordemos la sentencia del economista Asdrùbal Baptista: “La renta petrolera no puede ser el futuro del país; pero sin renta petrolera el país no tiene futuro”.