Noticias

El adiós a la descentralización (I)       Carlos Blanco

Viernes, Enero 31, 2014
  • Opinión

La Constitución expresa su adhesión hacia el federalismo y la descentralización. Verbigracia, artículos como el 4, 6, 158, 159 y 168, constituyen un menú de sentencias que expresan la importancia y la significación de la descentralización para la vida republicana. 

La descentralización constituye un conjunto de procedimientos administrativos dentro del cual el Estado transfiere competencias a las gobernaciones y alcaldías. Por supuesto, que la  descentralización no ha sido una dádiva, regalo ni una concesión gratuita por parte de los mandatos de turno. Es un hecho político que es alabada por unos y odiada por otros. Por ende, que sus avances tal como señala  Churchill  han costado: “sangre, sudor y lágrimas. 

A partir del 2008, cuando el gobierno del fenecido Hugo Chávez, pierde la Alcaldía Metropolitana de Caracas y que fueron ganadas por Antonio Ledezma, ocurrió que el inquilino de Miraflores crea un cargo burocrático paralelo y coloca a dedo a un paralelo como premio de consolación, aunado a lo anterior, despoja de las competencias municipales al alcalde legítimamente designado por el pueblo. Práctica muy similar al estilo Jalisco, que “cuando pierden, arrebatan”. 

Para algunos lo ocurrido era un hecho aislado o fortuito, para otros, se estaba en presencia de una estrategia bien diseñada de ir colocando como una especie de contrapeso en el lugar, donde habían perdido comicios electorales, amén de no tener acceso al poder. 

Subdirector  de Posgrado Faces de la Universidad de Carabobo